Inicio Sobre AlaquaIrum Acuarios Acuaterrarios Experiencias AlaquaIrum

 

 

 

Sapo común

Nombre científico:

Bufo bufo

Nombre común:

Sapo común

Distribución:

Presenta un área de distribución muy amplia que va desde el sur de España hasta el centro de Suecia, extendiéndose por toda Europa. Se encuentra ausente en Creta, Cerdeña, Córcega y Baleares, así como también en el Norte y las zonas de tundra.

Legislación:

Los anfibios de la Península ibérica están protegidos y no pueden tenerse en cautividad salvo que se posea un permiso especial para realizar algún tipo de investigación que deberá ser expedido por la propia Legislación.

Descripción:

Se trata del anuro más grande que tenemos en la Península ibérica y es el sapo más grande que hay en Europa. Sapo grande y pesado, cuyas hembras más robustas pueden superar los 15 cm. de longitud.

La coloración es variable e influye mucho la zona geográfica de donde proceda el animal, pero generalmente presentan un dorso de color marrón parduzco y un vientre de color claro. Escapan a esta regla, los ejemplares del sur de Europa cuyo dorso puede ser desde color teja hasta presentar un bonito verde oliváceo.

A este patrón de coloración cabe añadir toda una serie de jaspeados y manchas típicas muy características, cuya posición es variable según cada individuo.

El área de distribución también condiciona el tamaño de los ejemplares siendo los de las zonas norteñas mucho más pequeños que los del sur que pueden llegar a duplicar el tamaño de estos.

Características de este sapo son sus grandes glándulas parótidas que sobresalen en forma de haba a lado y lado de su cabeza justo por detrás de los ojos. A través de ellas, el animal excreta un líquido blancuzco que le sirve para ahuyentar a sus posibles depredadores.

Ojos brillantes con pupila horizontal y un color de iris que va desde el amarillo oscuro hasta el cobrizo.

El dorso está recubierto de verrugas y en algunos ejemplares sureños es posible observar la presencia de unas espinas encima de cada verruga. Los taxónomos han creído conveniente formar con ellos una subespecie: Bufo bufo subsp. spinosus.

En cuanto a sus extremidades, presenta las posteriores mucho más desarrolladas y sólo encontramos membrana interdigital en éstas. Las delanteras presentan cuatro dedos, mientras que las traseras cinco.

Los machos no presentan saco vocal.

Hábitat:

Se trata de una especie poco exigente que coloniza los más diversos tipos de hábitat y esto explicaría el porqué su área de distribución es tan extensa.

Vive en jardines de ciudades, orillas de estanques, bosques de caducifolios, etc... lo que no le gustan son los ambientes encharcados. Por ejemplo, nunca lo encontraremos chapoteando como una rana en un arroyo o estanque sino que más bien prefiere lugares donde haya humedad ambiental pero que no haya agua encorada.

Fotografía: Bosque de caducifolios en Cruz do Incio (Galicia)

Costumbres:

Sapo activo en cuanto la temperatura ambiental es superior a los 10ºC, de lo contrario hiberna. Suele salir después de una fuerte lluvia o sino durante la noche que es cuando la temperatura ambiental es fresca y hay más humedad.

No es un animal que se desplace a grandes saltos, de hecho realiza más bien caminatas y sólo salta si está en peligro siendo su prioridad buscar un refugio más que huir saltando.

 

Alimentación:

Se nutre de gran diversidad de invertebrados: grillos, limacos, polillas, etc... Es muy glotón e ingerirá todo aquello que se mueva y le quepa por la boca.

Dimorfismo sexual:

Los machos son más pequeños que las hembras, algo que se hace especialmente patente cuando se producen las migraciones a los fregaderos. Aparte los machos tienen la capacidad de producir sonidos, algo de que carecen las hembras, sin embargo al no presentar saco vocal éstos, su canto no se deja oír muy lejos.

Durante la época de reproducción, los machos presentan unas callosidades negruzcas en la parte de abajo de los tres primeros dedos de las extremidades anteriores y les permiten aferrarse a la hembras durante la cópula. Esto explica el porqué cuesta tanto separar a dos sapos en amplexo.

El canto es una especie de: ork...ork...ork...

Reproducción:

Estos anuros recuerdan con gran precisión el lugar donde nacieron y son muchos los estudios que se han realizado para conocer cómo se lo montan. Parece ser que influirían las fases lunares e interacciones con el campo magnético terrestre.

El asunto es que año tras año todos los sapos realizan migraciones en masa hacia sus frezaderos que son precisamente las aguas donde años atrás nacieron ellos. Es curioso ver como se producen estas migraciones y penoso ver como son muchos los sapos que mueren en las carreteras atropellados por los coches en el transcurso de ellas.

De todos modos, se ha visto que si por el camino encuentran un frezadero que satisface sus necesidades también lo utilizan creando una nueva colonia. En este sentido, son unos animales nada exigentes y que pueden colonizar con bastante rapidez los frezaderos artificiales que colocan los aficionados a la herpetología.

Las puestas son numerosas y no os engañamos si os decimos que pueden haber más de 1000 huevos. Éstos son muy característicos y se disponen en forma de dos cordones gelatinosos que quedan enganchados en alguna planta acuática.

El amplexo (cópula) tiene lugar en el frezadero mediante un abrazo del macho por las axilas de la hembra (amplexo axilar), pero no es infrecuente ver a hembras que se dirigen al frezadero con una serie de machos un poco subidos de tono se les enganchan sin esperar a llegar al lugar de la puesta.

El resultado tras la eclosión de los huevos es la aparición de unos pequeños renacuajos de color negro muy característicos e inconfundibles con ninguna otra especie de nuestra fauna anfíbica.

Después de la metamorfosis, ingresan en tierra unos sapos juveniles que escasamente llegan a 1 o 2 cm de longitud y los cuales tendrán que pasar varios años hasta llegar a la madurez sexual.

 

Alberto Maceda & Irene González | www.alaquairum.com | www.alaquairum.net

Copyright 2003-2013 AlaquaIrum. Reservados todos los derechos.