Inicio Sobre AlaquaIrum Acuarios Acuaterrarios Experiencias AlaquaIrum

 

 

 

Planarias e hidras. Plagas frecuentes en acuarismo.

En el presente artículo vamos a tratar dos de los problemas más frecuentes al que deben hacer frente los acuariófilos en lo que a organismos oportunistas se refiere. Esperamos que tras leer la información que aquí os brindamos, aprendáis a reconocer y a identificarlos correctamente, sepáis cuan peligrosos o inocuos pueden llegar a ser, y sepáis cuáles pueden ser las causas que han propiciado su aparición.

Sin más preámbulos, vamos a ir desgranando poco a poco cada uno de los grupos por separado. Esto nos va a permitir profundizar más en cada uno de ellos y poderos ofrecer una información mucho más completa.

Planarias

Reciben este nombre todo un conjunto de organismos estructuralmente muy diversos que se agrupa dentro de la clase de los turberlarios. Son organismos de vida libre (no parásitos), cuerpo blando, alargado y deprimido con una forma lanceolada muy característica, al menos, en las especies de aguas continentales. Y sí, decimos especies continentales, porque existen planarias marinas, e incluso, terrestres, y sus morfologías o patrones de coloración pueden variar sustancialmente. Por ejemplo, las especies marinas, especialmente las tropicales, tienen unas coloraciones muy vistosas, que contrastan con los colores blancuzcos o grisáceos de las especies terrestres o continentales (mal llamadas dulceacuícolas).

Nosotros, aquí, únicamente os vamos a hablar de las especies de aguas continentales, ya que son las que están relacionadas con la temática de nuestra web. De todos modos, como veréis a lo largo del artículo, no hemos desaprovechado la oportunidad para dar a conocer un poco la diversidad de planarias en su conjunto, dando cuatro pinceladas también a las especies marinas y terrestres.

Taxonomía y sistemática

Las planarias pertenecen al filo de los platihelmintos, es decir, al grupo de los gusanos planos o lo que los anglosajones llaman flat worms . Tradicionalmente, el filo de los platihelmintos ha agrupado a tres clases, sin embargo, las revisiones taxonómicas realizadas en las últimas décadas, han considerado que éste está constituido por cuatro clases: turbelarios, monogénicos, trematodos y cestodos. Parece ser que esta última clasificación es con la que están de acuerdo la mayoría de autores, que consideraban a la anterior (turbelarios, trematodos y cestodos), un tanto artificial. Aquí, nosotros únicamente profundizaremos en la clasificación de los turberlarios, ya que es esta clase, a la cual pertenecen nuestras protagonistas.

Filo Plathelminthes

Clase Turbellaria

Orden Nemertodermatida

Orden Acoela

Orden Catenulida

Orden Haplopharyngida

Orden Macrostomida

Orden Polyclada

Orden Lecithoepitheliata

Orden Prolecithophora

Orden Proseriata

Orden Temnocephalia

Orden Rhabdocoela

Suborden Typhloplanoida

Suborden Dalyellioida

Suborden Kalyptorhynchia

Orden Tricladida

Familia Planariidae

Familia Dendrocoelidae

Familia Dugesiidae

Todos los órdenes nombrados tienen representantes marinos, e incluso, algunos son exclusivamente marinos o casi: Proseriata , Acoela y Polyclada . Mientras que, por otro lado, Catenulida , Rhabdocoela y Tricladida son principalmente de aguas continentales (agua dulce y salobre).

Esta clasificación es la que la mayoría de autores acepta actualmente y está basa en comparaciones de ultraestructuras.

A modo de curiosidad, comentaros, que la primera clasificación que se hizo de la clase se basó en la estructura del aparato digestivo y únicamente reconocía a 5 grandes órdenes: Acoela , Alleocoela , Rhabdocoela , Tricladida y Polycladida . Como véis, conforme avanzan los estudios de los grupos, más complicadas se hacen todavía las clasificaciones.

De todos los órdenes nombrados, nosotros nos centraremos en los tricládidos, ya que es dentro de éste, donde encontramos a las planarias de aguas dulces que más frecuentemente podemos encontrar en nuestros sistemas lacustres y fluviales, y por consiguiente, en nuestros acuarios.

Precisamente, son las planarias de agua dulce, el orden que mejor se ha estudiado su filogenia. Con los tricládidos, se ha llegado casi a tener una hipótesis consensuada, según la cual, las planarias continentales (del mismo modo que las terrestres) derivarían de las planarias marinas.

Dentro de las planarias de agua dulce, la familia más antigua es la de los dugésidos, cuyo origen se remonta antes de la fragmentación de la Pangea hace millones de años. Por otro lado, grupos "más avanzados", planáridos y dendrocélidos, se habrían originado a partir de los dugésidos en el hemisferio norte durante la deriva continental.

Es curioso estudiar el endemismo de los dendrocélidos en los lagos de Okhrida y Baikal (antigua URSS). Este aislamiento ha dado lugar a la aparición de planarias gigantes de más de 40 cm. de longitud, coloraciones variopintas y especializaciones anatómicas como son: presencia de glándulas, protuberancias, etc... que no encontramos en ningún otro turbelario.

Origen de los platihelmintos

Los platihelmintos constituyen una pieza clave para entender la evolución animal. Esto ha hecho que la comunidad científica haya ido formulando diferentes hipótesis sobre su origen y que, aún hoy y en día, no haya un consenso. De hecho, más que consenso, lo que ha ido sucediendo a lo largo de la historia han sido tendencias o corrientes a favor de una hipótesis u otra. Actualmente, las pruebas de filogenia molecular están revolucionando el panorama científico y, todavía más, dificultan que exista este consenso.

Dada la importancia de los platihelmintos en la escala zoológica animal, en AlaquaIrum hemos querido haceros un resumen de las hipótesis actualmente vigentes, y de las opiniones a favor y en contra que tienen los especialistas.

Origen planuloide

Ésta es la hipótesis que la mayoría de la comunidad científica acepta y estaría de acuerdo con el origen monofilético de los metazoos (un ancestro común). Considera que los platihelmintos de vida libre (turbelarios) son metazoos triblásticos, acelomados primitivos, que posiblemente se originaron a partir de la larva plánula de los cnidarios hidrozoos marinos, o incluso, de ciertas formas de ctenóforos (metazoos diblásticos parientes cercanos de los cnidarios).

Los detractores de esta hipótesis opinan que hay evidencias, tanto morfológicas como funcionales, para considerar a los cnidarios y ctenóforos parecidos a las esponjas, como grupos evolutivos cerrados, originados de manera independiente a partir de determinados protoozos flagelados y que no han dado lugar a ningún otro grupo animal.

Origen polifilético

No tuvo muchos adeptos al principio, pero actualmente, debido a las pruebas de filogenia molecular, va teniendo una aceptación creciente.

Ésta supone que los metazoos se han originado a partir de diversos grupos de organismos unicelulares. Según ella, los platihelmintos tienen su origen en determinados grupos de protozoos ciliados y de manera independiente a: esponjas, cnidarios y ctenóforos, así como también, de otros "grupos zoológicos menores".

Origen anelidiano

Es la hipótesis que cuenta con menor aceptación en la comunidad científica. Supone que los platihelmintos son formas simplificadas de ciertos triblásticos celomados como los anélidos. Se trataría de un grupo derivado, que haría su aparición como consecuencia de una reducción progresiva de las cavidades celomáticas y una considerable simplificación anatómica. Por otro lado, los hay que piensan que su origen está en una maduración rápida de estados larvales de celomados (neotenia), cuando las cavidades celomáticas de éstos, todavía no estaban formadas.

Descripción

Con los turbelarios, aparecen los primeros indicios de cefalización (un amago de cefalización, al menos), la simetría bilateral y el movimiento direccional. Nos referimos a que, con las planarias, ya nos es posible distinguir: una región anterior y una región posterior , claramente diferenciables, y que cuando el animal se desplaza, siempre lo hace en dirección a su región anterior. No es del todo correcto, referirnos aún a la región cefálica como cabeza en este punto de la escala zoológica, si bien, para simplificar, puede que, en ocasiones, utilicemos este término, aunque entre comillas ("cabeza"), para que nadie se lleve a equívocos.

Simetría radial (medusa) - Simetría bilateral (planaria)

La región cefálica de las planarias continentales es redondeada o con forma de triángulo, al menos, en algunas especies. No es común la presencia de tentáculos u órganos adhesivos en los turbelarios, y menos en los "dulceacuícolas", si bien, existen excepciones (¡recordad los endemismos del Baikal!).

Sobre la "cabeza", presentan un par de ocelos u ojos simples (o incluso muchos) con función fototáctica. El número y disposición de los mismos tienen valor taxonómico.

Contrariamente a lo que la mayoría de los aficionados piensa, la boca de las planarias no se encuentra en la "cabeza", sino que está situada ventralmente en la zona media del cuerpo del animal. Tras la boca, encontramos a un complejo órgano de ingestión que recibe el nombre de faringe .

Ya que hemos hablado de la boca, vamos a proseguir la explicación, hablando del aparato digestivo . Como os comentamos en el apartado de sistemática, la forma del digestivo fue, durante mucho tiempo, el principal carácter utilizado por los taxónomos para clasificar a los turbelarios. En el caso de los tricládidos, éste está compuesto por tres ramas : una anterior y dos posteriores, tendiendo cada una de ellas, a su vez, divertículos laterales para aumentar la superficie de absorción. No hay ano.

Volvamos al exterior. La superficie de las planarias suele ser lisa sin grandes protuberancias, con la excepción de algunos políclados marinos como Thysanozon brocchi , que sí las presenta. Las planarias contienentales no forman parte de los casos excepcionales y presentan una epidermis completamente lisa . Ésta está constituida por un epitelio ciliado monoestratificado con más ciliación ventral que dorsal. La ciliación ventral, unida al mucus que segregan unas glándulas situadas en la epidermis, permiten al animal desplazarse. Junto con éstas, las planarias también presentan rabditos , que el animal utiliza en situaciones de emergencia (ante depredadores).

Sección de la pared del cuerpo

Debajo de la epidermis, encontramos toda una serie de paquetes musculares : circular , longitudinal y diagonal , y como tejido de relleno entre los aparatos: digestivo, reproductor y el sistema nervioso, parénquima , tejido conjuntivo dentro del cual encontramos immersos diferentes tipos celulares como los neoblastos (células madre importantes en la regeneración y cierre de lesiones externas) o los cromatóforos (responsables de la coloración de las planarias). En el siguiente esquema, podéis ver cada una de estas partes:

Sección transversal de una planaria

El sistema nervioso es muy simple . Consta de un cerebro subepidérmico en forma de anillo, desde donde parten un par de cadenas nerviosas (caso de Dugesia ). Por otro lado, el sistema excretor está constituido por las llamadas células flamígeras que están conectadas a unos poros excretores. Mediante este mecanismo, los turbelarios eliminan el exceso de agua (importante en organismos "dulceacuícolas") y otros compuestos tóxicos. ¡Cuidado! Ni el dióxido de carbono ni el amoníaco salen del organismo por estos poros. El animal los elimina por simple difusión . Esto explica que sean pequeños y planos.

Partes del aparato digestivo

Para acabar con la anatomía, únicamente nos queda hablar del aparato reproductor. Los turbelarios son organismos hermafroditas (individuo con ambos sexos) practicantes de la fecundación cruzada . Es decir, aunque un individuo tiene aparato reproductor sexual masculino y femenino, la reproducción tiene lugar por cópula entre dos organismos. Con este sistema, a la casualidad que dos planarias se encuentren, no hay que sumarle la casualidad que sean de diferente sexo. Por otro lado, la fecundación cruzada permite mantener la variabilidad genética en la especie.

Partes del aparato reproductor

Ninguna de las dos planarias quiere recibir el esperma de la otra, de modo que se establece un combate de "inyección de esperma", a ver quien lo inyecta primero. Está claro que los animales quieren librarse de la "gestación". Quien consiga inyectar el esperma primero, habrá conseguido pasar sus genes a la descendencia sin tener que gastar energía desarrollando a sus "descendientes". Predomina la parte masculina sobre la femenina.

Para ilustrar un combate de este tipo, os colocamos una foto donde se muestra a dos planarias marinas en un "combate de inyección de esperma".

Véase el órgano copulador en la planaria australiana de la izquierda

El órgano copulador se observa en forma de una "masa" blanca justo debajo del orificio bucal. Es literalmente como un estilete que los animales intentan clavarse cuando se encuentran ( fecundación interna ).

La temperatura ambiente condiciona la época de reproducción de las planarias contienentales. Concretamente en este caso, se da el fenómeno de la alternancia estacional reproductora . Es decir, las planarias se reproducen sexualmente en los meses de primavera e invierno, mientras que es, básicamente asexual, durante el verano y otoño.

El resultado de la reproducción sexual es un huevo ectolecítico que da lugar, tras la eclosión, a una miniatura perfecta del adulto de escasamente 2 milímetros de longitud.

Por otro lado, la reproducción asexual es un mecanismo que tienen los animales para recuperarse de las lesiones mecánicas que puedan tener. Pero también, pueden autotomizar su cuerpo voluntariamente para dar lugar a nuevos individuos.

No sabemos si haríais en el colegio un experimento clásico con estos animales que demuestra su capacidad de regeneración. Se trata de poner una planaria en una placa de Petri y seccionarla en pequeños trozos con una hoja de afeitar. Dejáis todos los trozos en el acuario original donde teníais a la planaria y veréis, como en un tiempo prudencial, tenéis tantas planarias como trocitos habíais cortado.

Acorde con lo que os hemos explicado hasta ahora, podríais pensar que las planarias son unos organismos inmortales. De hecho, las que únicamentre practican la reproducción asexual, pueden considerarse "inmortales". Sin embargo, la reproducción sexual envejece (sí sí, es una de las causas del envejecimiento en los animales), y cuanto más se reproducen las planarias, antes envejecen.

Diversidad

Es imposible resumir en pocas líneas la diversidad del grupo, de modo que únicamente nos vamos a centrar en las especies y familias de tricládidos que viven en las aguas continentales de Catalunya (España). La razón básica, para acotar tanto este apartado, es que es precisamente en esta comunidad autónoma donde nosotros residimos y también, porque es de la cual, nos ha resultado más fácil obtener información al respecto. Dicen que "quién mucho abarca, poco aprieta". Éste es precisamente el lema que hemos querido seguir. En lugar de daros información general, nos hemos ceñido a una región geográfica concreta.

Entrando en materia, son 3 las familias de planarias "dulceacuícolas" presentes en el territorio catalán: Planariidae , Dugesiidae y Dendrocoelidae . Nosotros hablaremos de las dos primeras, al ser las familias más comunes.

F. Planariidae

Es la familia más abundante en las cabeceras de los ríos y en todas las zonas de alta montaña. La especies de esta familia presentes en nuestros sistemas continentales son: Crenobia alpina , Planaria torva , Polycelis nigra y Phagocata vitta .

Los planáridos se diferencian del resto de planarias, porque bordean su región cefálica las numerosas manchas oculares que presentan. Véase el esquema adjunto:

F. Dugesiidae

Si hacemos un transecto desde la cabecera de los ríos hasta su desembocadura, veremos como las comunidades de organismos se sustituyen en el espacio. Esto también ocurre con las planarias y, cuando abandonamos los tramos altos, encontramos en lugar de planáridos a otra familia muy común, los dugésidos. Contrariamente a la familia anterior, las especies de ésta toleran de mejor grado las aguas cálidas.

Nuestra fauna está compuesta por: Dugesia silicua , D. polychora y D. tigrina . Desgraciadamente, esta última es una especie exótica procedente del contiente americano que se ha introducido en nuestros sistemas fluviales, supuestamente, por alguna importación de peces o plantas acuáticas. La desgracia es que compite con las especies autóctonas por los mismos recursos, desplazándolas, al ser las autóctonas menos competitivas.

Los dugésidos se diferencian del resto de planarias por presentar una región cefálica triangular con dos grandes manchas oculares. Véase el esquema adjunto:

 

Alimentación

Las planarias son organismos principalmente carnívoros cuyas presas son invertebrados adecuados a su tamaño, tales como: protozoos, rotíferos, larvas de insectos, etc... Lógicamente, no todas las planarias, como hemos visto, tienen el pequeño tamaño de las planarias que pululan por nuestros acuarios.

En algunos libros de acuariofilia, pueden encontrarse referencias a las planarias como organismos detritívoros, algo con lo que no estamos de acuerdo, y tampoco hemos encontrado ninguna referencia bibliográfica que nos demuestre la existencia de alguna especie con esta conducta trófica. Suponemos que lo que ha podido llevar a sacar esta conclusión, es que las proliferaciones masivas de planarias en agua dulce se dan en acuarios excesivamente cargados de detritus y materia orgánica. Las planarias, lejos de alimentarse de detritus, de lo que se alimentan es de los microorganismos que pululan entre los detritus. Pensad que se desarrolla todo un "ecosistema" en un acumulo de éstos.

Empleando técnicas serológicas e immunocitoquímicas, se ha podido demostrar que cada especie de tricládido de agua dulce tiene preferencia por un tipo de presa. Pese a esto, no se trata de depredadores especialistas, dado que cuando la comida escasea, compiten activamente por otras presas con el resto de depredadores. Algunos ejemplos:

Dendrocoelum lacteum : isópodos del género Asellus

Dugesia polychroa : gasterópodos

Polycelis nigra : oligoquetos

¿Por qué aparecen las planarias en nuestros acuarios?

Esta pregunta está mal formulada, pero lo hemos hecho a propósito, porque es lo que se preguntan los aficionados cuando tienen una plaga de estos organismos. Decimos que está mal formulada, porque las planarias se encuentran en todos los acuarios, forman parte de esa "micro"fauna que no vemos, pero que está allí, en bajas densidades, esperando a que se produzca algún desequilibrio para proliferar a mansalva. Llegan a nuestro acuario entre las plantas, en el agua de los peces, etc...

Si sóis víctimas de una plaga de planarias, y decimos plaga porque la población de éstas haya aumentado considerablemente en vuestro acuario, debéis buscar la causa en el exceso de materia orgánica y detritus que hayan podido irse acumulando en vuestro acuario.

Realizar un cambio parcial de agua, sifonando el fondo para eliminar el exceso de materia orgánica acumulada, es la mejor medida que podéis tomar para controlar su proliferación. Junto con esto, vigilad: los excesos de comida, densidad piscícola, etc...

¿Son peligrosas?

No. Como habéis podido leer en el apartado anterior, las planarias son organismos carnívoros que practican una depredación "a pequeña escala" y, dado el pequeño tamaño de las especies que pululan por nuestros acuarios, esta pequeña escala se reduce a protozoos, rotíferos, etc... Nada tienen que temer nuestros peces ni el resto de habitantes de nuestro acuario.

¿Cómo controlar su proliferación?

Siguiendo la terminología de los ecólogos, son dos los controles que podemos aplicar a una "plaga" de planarias: botton-up (control desde abajo) y top-down (control desde arriba). El control botton-up está relacionado con los recursos tróficos y parte de la premisa, que las planarias sin una fuente de alimento no proliferarán. Por otro lado, el control top-down está basado en los depredadores.

Control botton-up

Ya lo hemos comentado en anteriores apartados, las planarias proliferan a mansalva en acuarios cargados con excesiva materia orgánica. Por tanto, nos sirven como bioindicadores de la calidad de agua de nuestro acuario. Si reducís la carga orgánica del éste (sifonear el fondo, reducir alimentación, etc...), conseguiréis controlar la población de planarias de forma natural.

Control top-down

Algunos peces tales como: Betta , algunos gouramy ( Trichogaster trichopterus ) y el kribensis ( Pelvicachromis pulcher ), son propuestos por la bibliografía como devoradores de planarias. Nosotros nunca hemos tenido una plaga de planarias para comprobarlo, de modo que no lo podemos contrastar con ninguna experiencia personal.

Junto con los controles biológicos (altamente recomendables), también existe la posibilidad de realizar controles más drásticos. Dentro de éstos, encontramos a los tratamientos: químicos y térmicos.

Tratamiento térmico

Algunos autores recomiendan en caso de una infestación masiva de planarias: sacar los peces del acuario, elevar la temperatura del tanque a 35ºC y mantenerlo así, durante varias horas. Nosotros no somos partidarios de esta práctica, dado que la proliferación de planarias no ha sido una casualidad. Hay una causa de fondo, muy probablemente esa contaminación orgánica de la que tanto os hemos hablado, y no se va a solucionar nada acabando con las planarias. ¡Tenéis que mejorar las condiciones ambientales!

Tratamiento químico

Si el tratamiento térmico no os lo recomendamos, el tratamiento químico mucho menos. De todos modos, sepáis que sales como el sulfato de cobre matan a las planarias. Si la química no es lo vuestro, sepáis también que podéis adquirir caracolicidas en vuestro comercio especializado que igualmente acabarán con ellas.

Con los mecanismos de control, damos por finalizado la parte de nuestro artículo dedicada a las planarias. Esperamos que su lectura os haya resultado amena y que, también, haya servido para que conozcáis un poco más a fondo a estos pequeños, pero interesantes animalillos, que pululan tanto por nuestro acuario como por nuestros sistemas fluviales y lacustres.

Siguiente (Hidras)

 

Alberto Maceda & Irene González | www.alaquairum.com | www.alaquairum.net

Copyright 2003-2013 AlaquaIrum. Reservados todos los derechos.