Inicio Sobre AlaquaIrum Acuarios Acuaterrarios Experiencias AlaquaIrum

 

 

 

Odonatos

Quién no conoce a los insectos de más envergadura alar que han llegado hasta nuestros días. Puede que con este nombre tan técnico no, pero seguro que si decimos que es el grupo al cual pertenecen: las libélulas y los caballitos del diablo, nadie se queda indiferente.

Taxonomía y sistemática

Para explicar las cosas de una manera ordenada, y creemos que más entendedora, os colocamos aquí las Familias de las cuales vamos a hablar y también, la visión general de cómo se encuentran éstas situadas dentro de la escala zoológica.

Filo Artropoda

Subfilo Hexapoda

Clase Insecta

Subclase Pterygota

Orden Odonata

Suborden Zygoptera

Familia Calopterygidae

Familia Lestidae

Familia Platycnemididae

Familia Coenagrionidae

Suborden Anisoptera

Familia Gomphidae

Familia Cordulegasteridae

Familia Aeshnidae

Familia Corduliidae

Familia Libellulidae

Descripción y biología del grupo

Son un grupo de insectos primitivos que se caracterizan por presentar: dos ojos que pueden llegar a ocupar la mayor parte de la cabeza , dos grandes pares de alas que no pueden plegar como el resto de los insectos y un abdomen muy largo .

Los adultos se caracterizan también por presentar, generalmente, coloraciones vistosas y son fáciles de observar volando entorno a ríos, arroyos y estanques. Por el contrario, las larvas, llamadas ninfas, son completamente acuáticas.

Si algo tienen en común, tanto los adultos como las ninfas, es que son voraces depredadores . Los adultos cazan, principalmente, los insectos voladores que merodean las charcas, mientras que las ninfas se alimentan de todo tipo de invertebrados, e incluso de vertebrados, (pequeños peces, renacuajos, etc...) que capturan con ayuda de su eficaz máscara .

Dentro de los odonatos, debemos distinguir dos grupos con valor taxonómicos:

  • Zigópteros
  • Anisópteros

Zigópteros

Se conocen coloquialmente con el nombre de caballitos del diablo.

Se caracterizan por presentar las alas anteriores y posteriores de similar forma y venación. Aparte, la celdilla discal es rectangular o trapezoidal.

Familia Calopterygidae

Se trata de una familia muy fácil de identificar, ya que las alas de los machos de todas las especies y, en algunos casos, las hembras, están coloreadas de azul o marrón .

Junto con esta característica, que creemos es la más fácil de reconocer, tenéis otras como que las alas no son pedunculadas en la base y que presentan numerosos nervios antenodales.

Únicamente existe el género Calopteryx , del cual en Catalunya (España), tenemos: C. virgo , C. splendens , C. xanthostoma y C. haemorrhoidalis .

Son habitantes típicos de los riachuelos y arroyos, siempre y cuando exista vegetación parcialmente sumergida. Podemos decir que allá donde veáis un tronco caído en medio del río con partes de sus ramas sobresaliendo fuera del agua, sería raro que no encontrarais algún miembro de esta Familia.

De todas las especies, C. virgo es la única indicadora de ríos limpios.

Familia Lestidae

Se caracterizan por presentar una coloración con reflejos metálicos , pero también porque en sus alas predominan las celdillas pentagonales . Aparte, el pterostigma (mancha que se encuentra en las alas) es más o menos dos veces más largo que ancho .

De esta familia, los únicos géneros que se encuentran representados en nuestra fauna son: Lestes y Sympecma . Del segundo, únicamente tenemos una especie, S. fusca , habitante típica de rieras y arroyos temporales de la zona de Tarragona. Por el contrario, del primero tenemos dos especies: L. viridis y L. barbarus que gustan también de arroyos fluviales de carácter temporal, aunque L. viridis es oportunista de balsas y aguas estancadas.

Dado que toleran condiciones de caudales escasos y temperaturas elevadas, los índices biológicos no las consideran buenas indicadoras de la calidad de agua.

Familia Platycnemidae

Se caracterizan por presentar la celdilla discal prácticamente rectangular , aparte de una cabeza muy ensanchada transversalmente . En ambos sexos, o bien en sólo los machos, las tibias de las patas medias y posteriores aparecen muy dilatadas .

Únicamente contamos con el género Platycnemis , del cual en Catalunya (España), contamos con dos especies: P. acutipennis y P. latipes .

Ambas especies gustan vivir en: arroyos, lagos y ríos, ya sea de carácter temporal o permanente.

Se han encontrado representantes de esta Familia en ríos calcáreos, e incluso, en ambientes con cierta salinidad.

Los índices biológicos no las consideran buenas indicadoras de la calidad del agua.

Familia Coenagrionidae

Se caracterizan por presentar una celdilla discal de tipo trapezoidal , aparte de una cabeza poco ensanchada transversalmente y las tibias nunca dilatadas .

Constituyen el grupo más numeroso de caballito del diablo: seis géneros y diez especies. De todas ellos, nosotros únicamente comentaremos dos géneros: Pyrrhosoma y Enallagama .

Los miembros de esta familia no los encontramos nunca en áreas de corrientes fuertes, sino más bien en el refugio de la vegetación de las orillas.

Son buenos indicadores de la calidad de agua y del buen estado de conservación de las cuencas.

Anisópteros

Se conocen coloquialmente con el nombre de libélulas.

Se caracterizan por presentar unas alas anteriores más estrechas que las posteriores, y porque la venación también es ligeramente distinta en ambos pares de alas. Aparte, la celdilla discal es triangular.

Familia Gomphidae

Presentan los ojos claramente separados el uno del otro.

Tres géneros representan esta familia en los ríos catalanes: Gomphus , Onychogomphus y Ophiogomphus , con un total de seis especies.

Los gómfidos habitan en zonas del lecho fluvial donde abundan las gravas y arenas, y también donde la corriente es más débil, que suele coincidir con estos sitios.

Allí, permanecen parcialmente cubiertas por el sustrato que se ha depositado encima de la arena o grava, y esperan pacientemente a que las presas se acerquen para cazarlas con ayuda de su máscara plana, en lugar de la de cuchara típica de otros odonatos.

La máxima diversidad de esta familia la encontramos en la zona de Tarragona, y no se consideran del todo buenos indicadores de calidad de agua, porque toleran valores elevados de conductividad.

Familia Cordulegasteridae

Esta Familia se caracteriza porque: los ojos se tocan en un punto ; en las alas anteriores, el lado anterior de la celdilla discal es más largo que el lado proximal ; las celdillas discales de las alas anteriores y posteriores, aparecen con una disposición similar . Aparte, el abdomen es de color negro con grandes manchas amarillas muy características.

La única especie que se encuentra ampliamente distribuida por nuestro territorio es Cordulegaster boltoni . Aunque en Catalunya es más escasa que en el resto de España, se la encuentra también en zonas de calcáreas del Prepirineo, cuenca del Ebro, etc...

Sus larvas habitan preferentemente en zonas de arenas y gravas acompañadas de abundante vegetación, o bien con abundancia de Cladophora (alga verde filamentosa). Son cazadores muy eficaces gracias a su máscara en forma de cuchara.

Tienen un alto nivel en los índices biológicos, pero no se les otorga el valor máximo, porque tienen una cierta tolerancia a la contaminación orgánica.

Familia Aeshnidae

Esta familia se caracteriza porque: los ojos contactan entre sí ampliamente; en las alas anteriores, el lado anterior de la celdilla discal es más largo que el lado proximal ; las celdillas discales de las alas anteriores y posteriores, aparecen con una disposición similar . Aparte, contrariamente a la Familia anterior, la coloración del abdomen de los ésnidos es variable : amarillo, verde, azul o marrón.

No todas las especies de esta familia tienen los mismas preferencias en lo que a condiciones ambientales se refiere. Por ejemplo, en nuestros ríos, es muy frecuente Boyeria irene , cuyas ninfas habitan las áreas de corrientes más moderadas o lentas de los ríos, o bien los tramos bajos, siempre que exista un bosque de ribera bien constituido que evite que suban las temperaturas en exceso durante el verano.

Por otro lado, ésnidos de los géneros Anax y Aeshna prefieren las aguas de ambientes leníticos tales como: lagunas, lagos y humedales. De todos modos, también son muy frecuentes en construcciones artificiales: balsas de regadío o estanques ornamentales.

Los representantes de este último grupo son las especies: A. cyanea y A. imperator .

Dentro de los índices biológicos, se les otorga un valor elevado como indicadores de aguas limpias.

Familia Corduliidae

Esta familia se caracteriza porque: el lado costal de la celdilla discal es igual que el lado proximal en las alas anteriores ; la disposición de las celdillas discales de las alas anteriores y posteriores es claramente distinta ; el borde lateral de los ojos tiene un saliente más o menos pronunciado y en el caso de los machos, existen unas protuberancias laterales en el segundo segmento abdominal.

Las ninfas de los cordúlidos se caracterizan por ser las larvas de odonato mejor adaptadas a los ambientes reófilos, es decir, zonas fluviales con corriente. Esta adaptación se pone de manifiesto con su aspecto de araña, ya que tienen unas patas muy largas que le permiten anclarse al sustrato donde habitan con fuerza y no ser arrastradas por la corriente.

Se trata de una familia de escasa representación en nuestra fauna, y de hecho, únicamente, se tiene noticias de una especie: Oxygastra curtisi .

Son indicadores de buena calidad de agua.

Familia Libellulidae

Esta familia se caracteriza porque: el lado costal de la celdilla discal de las alas anteriores es claramente más corto que el lado proximal ; el borde lateral de los ojos es prácticamente recto , sin salientes ni protuberancias. Contrariamente a la Familia anterior, no existen protuberancias laterales en el segundo segmento abdominal de los machos.

Es una de las familias que cuenta con mayor diversidad en nuestro territorio, tanto a nivel de géneros ( Libellula , Crocothemis , Sympectrum y Trithemis ) como de especies.

Sus ninfas habitan sustratos de partículas finas de ríos y arroyos de curso lento, y con abundante vegetación.

Son relativamente tolerantes a la contaminación térmica y orgánica, por tanto no se pueden considerar del todo buenos indicadores de la calidad del agua.

 

Alberto Maceda & Irene González | www.alaquairum.com | www.alaquairum.net

Copyright 2003-2013 AlaquaIrum. Reservados todos los derechos.