Inicio Sobre AlaquaIrum Acuarios Acuaterrarios Experiencias AlaquaIrum

 

 

 

La rana verde ( Rana perezi )

Nombre científico:

Rana perezi (Seoane, 1885).

Nombre común:

Rana común (Cast.), Rana de Pérez (Cast.), Granota verda (Cat.).

Distribución:

Es el anuro de la Península Ibérica con área de distribución más amplia. Aparece incluso en Baleares donde fue introducida muy probablemente con el sapo verde ( Bufo viridis ). Aparte de en la Península Ibérica, también la encontramos en el sur de Francia, si bien el límite septentrional es desconocido.

Llega al norte de Lyon por el este y, probablemente hasta la Vendée por el oeste. No se sabe si esta especie puede llegar hasta Italia y Suiza, y también se desconoce el límite de en la parte central de la distribución gala. Todas estas incertidumbres son consecuencia de las dificultades para identificar a los miembros del complejo híbrido que constituye esta especie junto con otras y al cual, debido a su importancia, le hemos dedicado un apartado especial en la ficha.

El Atles d'amfibis i rèptils dels Països Catalans , realizado por el Dr. Gustavo Adolfo Llorente (Fac. Biologia - Universidad de Barcelona) y colaboradores, cataloga a esta especie como muy abundante, ocupando su área de distribución el 78,6% del territorio catalán. No obstante, en los últimos años ha entrado en regresión, pero aún así, continua siendo la rana más común en Catalunya y por supuesto, también en el resto de España.

Dado que Catalunya es la región española de la cual tenemos más datos, os podemos decir que la rana común se distribuye por todas las comarcas catalanas a excepción de la Vall d'Aran, norte del Pallars Subirà i Andorra, es decir, en aquellas zonas donde superamos los 2000 metros de altitud sobre el nivel del mar. Fuera de éste, ningún otro factor ambiental influye sobre la distribución de este resistente batracio.

Complejo híbrido:

Los restos más antiguos de ranas verdes datan de principios del Oligoceno hace aproximadamente unos 35 millones de años donde probablemente tuvo lugar la diferenciación de una "rana verde" antecesora de las ranas verdes del Mediterráneo occidental.

Probablemente también, una forma de esta rana verde quedó aislada en la Península Ibérica dando lugar al grupo ancestral de las especies actuales que genéricamente colocamos dentro del grupo Rana perezi y Rana saharica del norte de África. La especie norteafricana tuvo su origen durante la regresión mesiniana que permitió el paso de individuos de R. perezi al norte de África, pero con la posterior transgresión, ambas poblaciones quedaron aisladas dándose un proceso de especiación que dio lugar a R. saharica .

Aunque como habéis podido leer, el origen de las ranas verdes es muy antiguo y se diferenciaron muy pronto, ocurre en ellas un fenómeno muy curioso que recibe el nombre de hibridogénesis . Se trata de un proceso evolutivo por medio del cual, dos especies puras y genéticamente diferentes se aparean de forma natural dando lugar a híbridos que no se comportan como híbridos normales, sino que pueden cruzarse con las especies parentales dando lugar nuevamente a híbridos.

En resumidas cuentas, podemos decir que el cruzamiento entre híbridos no es viable por lo general, pero en cambio, si éstos se aparean con cualquiera de las especies parentales que les han dado lugar a ello, salen híbridos totalmente viables. Dado que sabemos que es una cosa compleja de entender, os colocamos algunos ejemplos:

R. kl.esculenta (Rana verde comestible) es una especie (mejor dicho, un individuo hibridógenetico) originada a partir de R. ridibunda y R. lessonae . Acorde con la teoría que os acabamos de explicar, a priori , los apareamientos entre R. esculenta no son viables, pero en cambio, si una R. esculenta se aparea con una R. lessonae o bien con una R. ridibunda , sí dará descendencia viable.

Otro ejemplo lo tenéis con la llamada rana híbrida de Graf ( Rana kl. Graf ). El origen de ésta se supone que es a partir de la hibridación de R. perezi con R. esculenta . Fijaos que tenemos una situación todavía más compleja que en el caso anterior, a partir de un híbrido obtenido de las anteriores especies comentadas, ahora lo cruzamos con otra especie distinta, una rana de Pérez y tenemos el nacimiento de un nuevo híbrido.

Los individuos hibridogenéticos presentan particularidades en la división meiótica que da lugar a las células germinales o reproductoras y que recibe el nombre de gametogénesis. En dicho proceso, se pierde una dotación de cromosomas parentales, de manera que los gametos (óvulos o espermatozoides) están formados por un genoma parental puro que se transmite de forma clonal. El conjunto de las dos especies parentales y el híbrido recibe el nombre de Complejo Klepton o Synclepton.

Volvamos a alguno de nuestros ejemplos. Un Synclepton, por ejemplo, sería el formado por R. kl. esculenta (híbrido) + R. ridibunda (parental) + R. lessonae (parental). Nótese que los individuos hibridogenéticos llevan antes del epíteto específico: " kl " de complejo Kl epton. Ejemplo: Rana kl . esculenta .

Después de todo este rollo que os hemos pegado, debemos daros la mala noticia que morfológicamente, los individuos híbridos son prácticamente iguales a las especies parentales y que sólo pueden diferenciarse realizando electroforesis (técnica de laboratorio). Con esto, os queremos decir, que en el campo es complicado (por no decir casi imposible) saber si "podéis" estar delante de un "híbrido" o no, así que nuestra recomendación es que no os compliquéis excesivamente la vida como naturalistas, lo que aquí os hemos explicado lo ponéis en el cajón de la "culturilla", pero llamad tranquilamente a las ranas verdes que os encontréis por la Península Ibérica, R. perezi o ranas verdes comunes. Para los puristas, decirles que por supuesto que existen ejemplares hibridogenéticos dentro de la Península Ibérica, y sin ir más lejos, dentro de Catalunya que es donde residimos nosotros, pero lo que os hemos dicho antes, es para hacerlo todo mucho más fácil, aunque siempre podéis decir, y esto sí que es totalmente correcto, Rana gr. perezi (rana del grupo perezi ).

Como habéis podido comprobar, la distribución de los diferentes complejos de ranas verdes es bastante confuso y es difícil encontrar los límites de las especies hibridogenéticas. Si a esto le unís que no existen diferencias morfológicas y que todo se tiene que basar en estudios de laboratorio, pues a fin de cuentas, no se sabe a ciencia cierta los límites de las áreas de distribución de todas las especies del grupo de las ranas verdes.

Legislación:

Aunque las poblaciones de anfibios han descendido mucho en general y conviene protegerlas a todas por medio de la protección del hábitat y de la prohibicón de la captura indiscriminada de ejemplares, nosotros hemos consultado la web del "Departament de Medi Natural" de la Generalitat de Catalunya y no aparece la rana verde común como especie protegida ni parece estar sometida a ningún tipo de regulación. De todos modos, dado que os lo decimos desde un ámbito muy local, os recomendamos que os informéis de primera mano si estáis interesados o tenéis previsto hacer algo con esta especie.

El IUCN la cataloga como LC, es decir, especie que ni se encuentra gravemente amenazada ni amenazada ni la considera vulnerable.

Descripción:

Rana de tamaño medio que raramente supera los 80 mm. de longitud (excepcionalmente algunas hembras adultas, pueden llegar a los 150 mm.). Su cuerpo es globoso, más o menos estilizado y tiene un hocico acabado en punta.

La cabeza es igual de ancha que larga y encima de ella, destacan dos grandes ojos con pupila horizontal e iris de color dorado con una franja central oscura. Los tímpanos son bien visibles y se encuentran uno a cada lado de la cabeza, más o menos detrás de donde se encuentran los ojos.

La coloración del dorso es muy variable y va desde el verde, al gris o incluso al pardo, dependiendo de los individuos. Lo que sí tiende a cumplirse en todos los ejemplares, es la presencia de una línea vertebral muy característica de color amarillento. Aparte, es muy frecuente que las patas posteriores tengan una serie de bandas transversales oscuras. Por el contrario, el vientre suele ser de color amarillento en animales juveniles y jaspeado de gris cuando los individuos son adultos, aunque puede no cumplirse esta regla.

Las extremidades posteriores son largas y perfectamente adaptadas tanto para la natación como para el salto y sino, no tenéis más que acercaros a una charca donde croen estos animales y ver como de golpe, todas las ranas dan un salto y se tiran al agua nadando rápidamente hasta llegar al fondo. Esto es posible gracias a la existencia de unas membranas interdigitales muy desarrolladas que unen los dedos.

Hábitat:

Si es el anfibio más común en nuestras charcas, lagos y estanques ornamentales es porque tiene unos escasos requerimientos ambientales. Encontramos a esta especie siempre en las proximidades de las zonas acuáticas o dentro de ellas y éstas pueden ser de lo más variadas: arrozales, balsas de regadío, lagos de montaña, marjales, orillas de ríos, arroyos, abrevaderos de ganado e incluso, zonas con aguas salobres. Si algo le gusta es tomar el sol, así que no dudará en alejarse algunos metros de la zona acuática en busca de éste y huirá rápidamente al agua en caso de peligro.

Pero la cosa no se queda ahí. La rana común habita incluso aguas de mala calidad donde se acumula gran cantidad de materia orgánica en descomposición e incluso, en aquellas donde el olor nauseabundo pulula por el ambiente por contaminaciones de índole diversa. Lógicamente, todo tiene sus límites y ante determinados contaminantes (químicos, etc...) la especie también se resiente como el resto de mortales.

Costumbres:

Anuro de costumbres 100% acuáticas, puede aplicarse el dicho de: "tener los pies a remojo" sin problemas, porque es así como transcurre la mayor parte de su vida. Es activa tanto de día como de noche e incluso, durante el periodo de hibernación a la que las temperaturas suben un poco gracias a los rayos del sol de un buen día de invierno, momento en el cual salen del agua a tomar el sol.

Si la rana se siente amenazada se zambuye en la charca y permanece en el fondo de ésta u oculta entre la vegetación hasta que el peligro ha pasado.

Alimentación:

Se nutre de todo tipo de invertebrados y vertebrados a condición que le entren por la boca. Así, no es raro verlas cazando insectos o también los peces que se acercan a la superficie del agua en busca de la comida que les ha tirado la gente en un parque urbano.

Gracias a la ausencia de requerimientos específicos de alimentación, es capaz de adaptarse a las más adversas condiciones donde otros anfibios difícilmente podrían sobrevivir.

Dimorfismo sexual:

Los machos durante la época de reproducción desarrollan unas callosidades nupciales de color gris en los pulgares. Aparte de esta característica temporal, suelen tener un tamaño más pequeño que las hembras, aunque en ocasiones, la diferencia no sea muy clara.

Por otro lado, los machos presentan unas extremidades anteriores más largas y tienen dos sacos vocales de color gris situados uno a cada lado de la cabeza.

Reproducción:

Si no eran pocos los puntos a su favor que tenía esta rana, es también de los anuros que tiene un periodo reproductivo más largo. En los climas poco severos, se incia ya en febrero y se prolonga hasta bien entrado julio, mientras que en alta montaña, suele iniciarse bien entrada la primavera.

Es fácil cerciorarse cuando estos batracios se encuentran en pleno apojeo reproductor, ya que sus sonoros cantos no pasan desapercibidos y es fácil oirlos, actualmente, dando cualquier paseo por un humedal, parque urbano, etc... Casi os podemos asegurar que, si vivís en una ciudad, y oís cantar a ranas, con toda probabilidad, será R. gr. perezi .

Durante el amplexo, las hembras son sujetadas por las largas extremidades anteriores de los machos a nivel de las axilas (amplexo axilar) ayudándose de las callosidades nupciales para no resbalar con la lisa y húmeda piel de sus compañeras y a la vez, con la suya propia.

Las zonas de puesta pueden ser cualquier punto de agua con corriente o no (hemos encontrado renacuajos entre la vegetación de ribera de ríos de cierta corriente) y con o sin vegetación acuática.

Las larvas al nacer miden entre 4-7 mm. y en su máximo desarrollo, miden entre 60 y 70 mm. de longitud como media, aunque excepcionalmente pueden llegar a los 90 mm. de largo. Presentan el espiráculo situado en el lado izquierdo.

La metamorfosis suele suceder pasados de 2 a 4 meses del momento de la eclosión, aunque pueden observarse en determinadas poblaciones (climas muy fríos) larvas hibernantes que pasan casi todo un año en el agua.

Las jóvenes ranas acabadas de metamorfosear miden entre 18 y 25 mm. de longitud y tras pasar la segunda hibernación, ya se le desarrollan los órganos reproductores.

Se estima que la vida media de esta especie son unos 10 años.

 

Alberto Maceda & Irene González | www.alaquairum.com | www.alaquairum.net

Copyright 2003-2013 AlaquaIrum. Reservados todos los derechos.