Inicio Sobre AlaquaIrum Acuarios Acuaterrarios Experiencias AlaquaIrum

 

 

 

Gusanos de la harina

Las larvas del escarabajo de harina fueron uno de los escasos alimentos que tenían los herpetólogos para alimentar a sus animales de terrario antaño. Después, fueron desbancados por los grillos en popularidad, pero aún es hoy, que tienen gran número de adeptos e, incluso, los hemos visto en tiendas especializadas para el consumo humano.

En esta ficha veremos cuáles son los inconvenientes que tiene abusar de los "gusanos de harina" en la alimentación de nuestros herpetos y también conoceremos cómo criarlos de forma sencilla en nuestro hogar.

Descripción

El escarabajo de harina o molinero ( Tenebrio molitor ) es un pequeño coleóptero que escasamente llega a los 18 mm de longitud total. Estos insectos no gozan de buena reputación entre los agricultores con graneros por las importantes pérdidas que les causan, ya sea esta especie u otras afines.

Una especie similar al escarabajo molinero es el tropical ( Zophobas morio ). Los adultos son negros completamente y de un tamaño superior al molinero, pueden llegar a los 34 mm de longitud total.

Es posible que alguno de vosotros no sepa qué es un coleóptero. Así que ahí van las características de este grupo y la posición que ocupan en la escala zoológica.

Filo Arthropoda

Subfilo Hexapoda

Clase Insecta

Subclase Pterygota

Orden Coleoptera

Suborden Polyphaga

Superfamilia Cucujoidea

Familia Tenebrionidae

Los coleópteros constituyen un orden de insectos de formas y tallas muy variadas, lo que los convierte en el grupo más diversificado de hexápodos . Se caracterizan por presentar el primer par de alas endurecido formando los élitros y un segundo par membranoso que utilizan para volar, y que, en reposo, permanece protegido debajo los élitros. La cabeza es del tipo prognato , en muchos casos móvil y con piezas bucales masticadoras . Presentan ojos y ocelos con diferente grado de desarrollo según los grupos, al igual que las antenas. De los segmentos torácicos, el pronoto es el que presenta un mayor desarrollo .

Biología de la especie

Los escarabajos molineros son unos animales que gustan de la oscuridad. Como se ha comentado en la descripción, son unas plagas frecuentes en los graneros u otros lugares donde se almacenen derivados (harina). Puesto que años atrás había pocas posibilidades de conseguir alimento vivo, las larvas de escarabajo molinero iban muy buscadas. En la actualidad, existe una gran variedad de alimentos vivos y están los socorridos grillos que, aunque no sean el alimento ideal, como dieta base es mejor que un tenebrio.

Los tenebrios son muy prolíficos. A lo largo de los 3 meses que dura su vida, una hembra adulta puede llegar a producir una media de 160 huevos por puesta. El desarrollo que presentan los coleópteros es del tipo holometábolo . Es decir, de los huevos nacen unas larvas de un tamaño comprendido entre los 2 y 3 mm de longitud. Con condiciones favorables, las larvas crecen rápido y enseguida pupan. De estas pupas, emergen los imagos (escarabajos adultos) y vuelve a repetirse el ciclo.

Técnica de cría

Es difícil encontrar a un herpetólogo que no haya reproducido tenebrios en su hogar. Son coleópteros con escasos requerimientos y no necesitamos un recipiente demasiado grande para obtener una buena producción.

Dada la potencia de las piezas bucales de estos animales, no os recomendamos la utilización de urnas de madera o de materiales demasiado blandos, sino queréis llenar vuestra casa de estos "simpáticos" insectos. Son más aconsejables los trasportines de plástico, los bidones de aluminio o recipientes similares, todo depende de la producción que necesitéis.

Un buen tamaño de contenedor nos parece un acuario viejo de 30-40 litros para albergar a unos 250 g de tenebrios. Dentro de él, depositaremos una cama de sustrato nutritivo y unas cuantas hueveras viejas para ofrecer algunos refugios y lugares donde hacer puestas. El sustrato que hemos utilizado nosotros para la cría contiene: trozos de pan duro, harina de trigo, cereales para el desayuno y arena absorbente para gatos. Colocamos arena de gato para que absorba la humedad que se produce en el recipiente de cría y que, de otro modo, acabaría dando lugar a hongos y ácaros.

No os preocupéis en exceso por el sustrato, realmente los tenebrios se lo comen todo: macarrones, fideos de sopa, etc... Ahora bien, no convirtáis el criadero en un contendor de basura o tarde o temprano tendréis problemas de putrefacción. Lo importante es que la cama de sustrato nutritivo tenga un buen grosor (5 -10 cm aprox).

El contenedor de cría debe estar cubierto con una tela metálica fina para evitar que los escarabajos puedan escapar y para evitar que entren comensales indeseados del exterior.

Uno de los problemas que afectan a los cultivos de tenebrio (también a los de zophoba) son los ácaros. Una vez se han establecido en el cultivo podemos darlo por perdido. Es imposible erradicarlos sin afectar a los propios tenebrios, así que debemos prevenir más que combatir. A nosotros lo que nos ha funcionado en este aspecto, es mezclar con el sustrato nutritivo arena de gato y no suministrar alimento fresco. Esperamos que consigáis que vuestro cultivo sea tan productivo como el nuestro.

Y para acabar con el apartado de cría, tan sólo hacer algunas consideraciones respecto al "gusano" de harina gigante ( Z. morio ). Entre sus particularidades, y que lo diferencian de los tenebrios, tenemos que las larvas no pupan si la densidad del cultivo es demasiado alta. A propósito de esto, la bibliografía recomienda colocar cada larva aislada en una tarrina de grillos con sustrato nutritivo hasta que pupen. Después, deben ser trasladadas a un acuario con virutas de madera donde la mitad del sustrato se haya humedecido ligeramente. Las pupas se colocan en la zona seca y se espera a que emerjan los imagos (escarabajos).

Es importante mantener constante la temperatura entorno a los 27-30ºC. Recordemos que el "gusano" de harina gigante es una especie tropical y el cultivo puede echarse a perder con temperaturas más bajas.

Cuando aparezcan los escarabajos, éstos no tardarán en aparearse y, con mucha probabilidad, en 15 días, ya observaréis las primeras larvas. Para que realicen la puesta os recomendamos colocar algunos trozos de madera agujereados, es lo más práctico. Es muy importante que mantengáis una humedad relativa alta para que eclosionen los huevos, aún a riesgo de que proliferen hongos en el cultivo.

Según nuestras observaciones, y la bibliografía, las zoophobas son más sensibles a la contaminación del cultivo que los tenebrios. Por ello es recomendable cribar el sustrato cada 15 días y recoger las larvas. Si queremos preparar otro grupo reproductor, éste es el momento, aprovechando el cribado. Escogeremos las más grandes, las pondremos en recipientes cada una por separado y volveremos a repetir lo explicado en párrafos precedentes.

Desde nuestra humilde opinión, es mucho más fácil el montaje, mantenimiento y cuidado de un cultivo de tenebrios que de zophoba. Así que, si no queréis complicaros la vida, os recomendamos T. molitor .

No os recomendamos que abuséis en la alimentación de vuestros herpetos con tenebrio. Los gusanos de harina son bastante indigestos y grasos, y pueden comportarles trastornos digestivos.

¡Mucha suerte en la cría!

 

Alberto Maceda & Irene González | www.alaquairum.com | www.alaquairum.net

Copyright 2003-2013 AlaquaIrum. Reservados todos los derechos.