Inicio Sobre AlaquaIrum Acuarios Acuaterrarios Experiencias AlaquaIrum

 

 

 

Generalidades de los metazoos parásitos

Los metazoos, conocidos también como animales, son un grupo de organismos vivos muy diverso que engloba, visto de una manera antropocéntrica, desde organismos simples como las esponjas hasta organismos tan complejos como los cordados.

Está claro que no podemos hablar de cada uno de los grupos en un artículo de generalidades, de modo que sólo vamos a profundizar en aquellos entre cuyos miembros se encuentren especies de interés ictiopatológico.

Si tuviéramos que hacer una síntesis de cuáles son las características generales de un metazoo, diríamos que son organismos vivos:

  •  Pluricelulares: Un individuo está formado por muchas células, no como en el caso de los protozoos que eran unicelulares.

  •  Heterótrofos: Necesitan ingerir materia orgánica y oxígeno para vivir.

  •  Histológicamente complejos: Las células eucariotas que los forman se asocian formando tejidos, órganos, sistemas y aparatos que realizan las funciones vitales de todo ser vivo.

Precisamente este último punto, los hace realmente diferentes de todo lo que habíamos visto hasta ahora, ya que encontramos por primera vez en la escala evolutiva animal la repartición de tareas en diferentes compartimentos donde tenemos grupos de células especializadas en una determinada tarea.

Estas características serán comunes en cada uno de los grupos zoológicos que estudiaremos a continuación, si bien debemos tener presente que no todos van a tener la misma complejidad estructural y que en algunos casos, debido a la vida parasitaria que llevan han perdido estructuras propias de su grupo e incluso han desarrollado nuevas como órganos de fijación para aferrarse al organismo que los hospeda.

Para transmitir las ideas de una forma más clara, hemos creído conveniente dividir el artículo en  cuatro grandes grupos:

 Platihelmintos

Nemátodos

Anélidos

Crustáceos

 

Platihelmintos

Los platihelminos o gusanos planos son después de las esponjas y los cnidarios (anémonas) los metazoos más simples. Presentan tejidos aunque no tienen aparato respiratorio ni circulatorio y el aparato excretor está formado por una red de conductos llamados protonefridios que permiten al animal expulsar al exterior los productos desecho generados en su organismo.

El sistema nervioso está formado por dos ganglios nerviosos situados en la región anterior de su cuerpo y que recorren en forma de dos cordones nerviosos paralelos conectados mediante nervios laterales el cuerpo del animal.

Los platihelmintos son hermafroditas, es decir, el mismo individuo presenta aparato reproductor masculino y femenino. En caso de necesidad, pueden presentar reproducción asexual por escisión.

En la clasificación de los platihelmintos no vamos a tener en cuenta la clase de los Turbelarios, debido a que ya son objeto de un artículo (Ver sección de invertebrados de agua dulce).

Clase Trematodos

Formado íntegramente por parásitos obligados que aún conservan su aparato digestivo. Distinguimos dos grupos:

Monogenéticos: Ectoparásitos provistos de órganos de fijación muy desarrollados. Se caracterizan por parasitar una única especie en su ciclo biológico.

Ejemplo: Gyrodactylus

Digenéticos: Endoparásitos que se fijan al huésped por medio de dos ventosas musculares y que parasitan a lo largo de su ciclo biológico al menos dos especies diferentes.

Ejemplo: Diplostomum

Clase Cestodos

Formado íntegramente por parásitos obligados que a diferencia de la clase anterior no tienen aparato digestivo. Se alimentan a través de la piel de su cuerpo mediante osmosis lo que supone una gran adaptación a la vida parasitaria.

El cuerpo tiene forma de cinta dividido en segmentos cada uno de los cuales tiene los órganos reproductores masculino y femenino que reciben el nombre de proglotis. La cabeza o escólex presenta una serie de ganchos y ventosas que le permiten anclarse al hospedador.

Viven en el intestino  de los peces que es el caso que nos interesa pero también pueden hacerlo en el de otros animales.

No vamos a entrar en las diferentes subclases, ya que nos llevaría más allá de las generalidades del grupo.

 

Nemátodos

Los nematodos son un grupo de gusanos no segmentados de sección típicamente cilíndrica que suelen ser muy abundantes tanto en aguas dulces como saladas. No sería ningún error decir que quizás únicamente los artrópodos los superan en número de especies dentro de todos los metazoos.

Mucha gente desconoce su existencia debido a su reducido tamaño (inferior a 1mm) que los hace pasar fácilmente desapercibidos en el caso de la gran mayoría. Sólo los endoparásitos pueden alcanzar tallas más grandes del orden de centímetros.

Presentan como características de grupo: ausencia de aparato circulatorio, sistema nervioso simple y excreción por medio de protonefridios como en el grupo anterior.

El aparato digestivo tiene un orificio de entrada y de salida. Es la primera vez en la escala zoológica que encontramos boca y ano propiamente dichas.

Son frecuentes en las capturas de peces directamente del medio natural donde pueden observarse adultos en gran cantidad en el intestino y larvas dispersas por otros órganos.

Los nematodos son dioicos (sexos separados), por tanto necesitan copular para reproducirse. Su desarrollo pasa por una serie de mudas antes de llegar al estado adulto.

Los peces forman parte de una etapa de su ciclo biológico que se completa cuando el pez parasitado es devorado por alguna ave u otro animal piscívoro.

Dado que para completar su ciclo la mayoría de especies parásitas necesitan huéspedes intermediarios, no hay posibilidad que se multipliquen en acuario. Decimos mayoría, porque se han catalogado tres géneros que no requieren huésped intermediario.

Antiguamente, los nematodos junto con los acantocéfalos formaban parte de un mismo grupo, los nematelmintos aunque esta tendencia se ha abandonado en la actualidad y se estudian como dos grupos por separado.

Nosotros no hemos creído conveniente hacer un apartado dedicado a los acantocéfalos porque comparten la mayoría de características con los nematodos salvo algunas diferencias. De todos modos, todo aquel que esté interesado puede ponerse en contacto con nosotros o bien consultar bibliografía especializada.

Nematodos de  interés ictiopatológico: Capillaria, Oxyurida, etc...

 

Anélidos

Los anélidos son gusanos segmentados con simetría bilateral que tienen el cuerpo recubierto de una cutícula elástica dividida en tres partes: prosoma (región cefálica), metasoma (tronco) y opistosoma (región posterior).

La mayoría de anélidos tienen el cuerpo recubierto de unas quetas quitinosas que les dan un aspecto espinoso.

Presentan un sistema nervioso ganglionar que está formado por una masa ganglionar anterior (cerebro) y por una doble cadena nerviosa ventral con un par de ganglios en cada segmento. La excreción se realiza por medio de nefridios.

El aparato circulatorio está formado por un vaso dorsal i uno ventral comunicados por vasos transversales. 

La respiración es cutánea, pero muchos anélidos acuáticos han desarrollado branquias a partir de ciertos segmentos.

En la clasificación de los anélidos no vamos a tener en cuenta ni a poliquetos ni a  oligoquetos, puesto que no tienen representantes de interés ictiopatológico.

Clase Hirudíneos

Se conocen coloquialmente bajo el nombre de sanguijuelas. Se caracterizan por presentar dos ventosas, una situada en la región cefálica que corresponde a la ventosa oral y otra situada en la región anal. Ambas les permiten desplazarse, pero sólo la oral les permite chupar la sangre de los animales a los que parasitan (ectoparásitos).

Géneros de interés: Piscicola, Cystobranchus, etc...

 

Crustáceos

Los crustáceos son invertebrados pertenecientes al filo de los artrópodos con quienes comparten el hecho de presentar apéndices articulados entre otras características. Pese a que las especies parásitas suelen estar muy modificadas anatómicamente y se alejan bastante de la forma típica de un crustáceo, vamos a utilizar un crustáceo típico para comentar las generalidades del grupo.

Son invertebrados provistos de antenas y con respiración branquial que pueblan tanto las aguas dulces como saladas, aunque cuentan con algunos representantes terrestres.

Los crustáceos tienen el cuerpo dividido en dos regiones: cefalotórax y abdomen. La región anterior está provista de: dos pares de antenas, un par de ojos, las mandíbulas y las maxilas.

El tórax presenta generalmente cinco pares de patas locomotoras y el abdomen, una serie de apéndices que el animal utiliza para nadar y durante la reproducción. Después del abdomen viene el télson que a banda y banda presenta un par de paletas natatorias.

Todos los artrópodos y por tanto, también los crustáceos, presentan un exoesqueleto de quitina que les sirve de protección. Mediante un proceso hormonal que conocemos como muda, los animales se liberan de esta cubierta cuando se les queda pequeña y así pueden crecer.

La mayoría de crustáceos son dioicos con dimorfismo sexual y pasan por un estado larvario (nauplios y metanauplios) que después de la metamorfosis da lugar a un adulto.

En la clasificación de los crustáceos, sólo vamos a tener en cuenta los que cuenten entre sus miembros con especies patógenas.

Clase Copépodos

Viven tanto en aguas dulces como marinas y suelen ser de pequeño tamaño. No todas las especies son parásitas, pero las que lo son tienen una morfología que dista bastante de la de crustáceos comunes.

Entre sus representantes encontramos a las Lernaea, Ergasilus, etc...

 


 

Hemos llegado al fin de nuestro artículo esperando que haya cumplido al menos uno de sus objetivos: dar a conocer las características generales de los metazoos parásitos. Se tratarán cada uno de los grupos con detalle cuando hablemos de las enfermedades que causan.

 

Alberto Maceda & Irene González | www.alaquairum.com | www.alaquairum.net

Copyright 2003-2013 AlaquaIrum. Reservados todos los derechos.