Inicio Sobre AlaquaIrum Acuarios Acuaterrarios Experiencias AlaquaIrum

 

 

 

Familia: Ambystomatidae

La familia está constituida por 30 especies distribuidas en dos géneros: Ambystoma y Rhyacosiredon. Quizás el más popular entre los aficionados sea Ambystoma que también es el que cuenta con mayor número de especies.

El género Ambystoma se encuentra ampliamente distribuido por Norteamérica. Los adultos son el resultado de un proceso de metamorfosis y suelen ser corpulentos con extremidades cortas y provistos de una ancha cabeza de la cual sobresalen dos ojos diminutos. Son habitantes típicos del suelo aprovechando agujeros abandonados excavados por micromamíferos y únicamente van al medio acuático en época de reproducción.

Un caso curioso es el de Ambystoma opacum que deposita los huevos en depresiones excavadas en la tierra que posteriormente serán rellenadas con agua de lluvia. Los huevos son protegidos por el progenitor.

Fotografía: Ambystoma mavortium

Ahora tocaría hablar de la neotenia de Ambystoma mexicanum pero como ya le dedicamos un artículo en otro apartado, remitimos a él a todo aquel que esté interesado.

En algunos casos, la identificación de las especies plantea serios problemas incluso para los expertos dado que encontramos muchos casos de hibridación. No vamos a entrar, en todas las discusiones relacionadas con este problema y recomendamos a todo aquel que esté interesado que consulte bibliografía especializada.

 

Familia: Amphiumidae

La familia está formada por tres especies pertenecientes a un mismo género: Amphiuma tridactylum, Amphiuma means y Amphiuma pholeter.

En este grupo encontramos urodelos de morfología y comportamiento peculiares que distan mucho de parecerse a la imagen de salamandra que todos tenemos en mente. Si observamos un miembro de esta familia veremos nos daremos cuenta de su cuerpo anguiliforme y mucoso del cual sobresalen cuatro diminutas extremidades que a juzgar por el comportamiento del animal parecen poco útiles.

Las anfiuma se clasifican en función del número de dedos que siguiendo el orden que hemos establecido al inicio de este apartado tendríamos: anfiuma de tres dedos, anfiuma de dos dedos y anfiuma de un dedo.

Pese a que las tres especies son completamente acuáticas, existe la posibilidad que las anfiuma de tres y dos dedos salgan del agua durante el crepúsculo en busca de nuevos humedales o bien porque están en época de reproducción.

Aparte de las características anatómicas comentadas, los anfiuma no poseen párpados y sus ojos están recubiertos de una membrana. Su vista es escasa y de hecho, cuando se alimentan se guían más por el olfato y el tacto.

Realizan sus puestas en forma de largos cordones que pueden llegar a tener 200 huevos y que depositan en el lodo debajo de algún tronco caído en una depresión excavada por la hembra. Tras la eclosión, aparecen las larvas que darán lugar a los adultos pasados cerca de tres meses. Si observamos un adulto, observaremos la presencia de dos hendiduras branquiales inservibles (corresponden a donde se encontraban las branquias externas de las larvas) dado que la respiración es cutánea y por medio de pulmones.

Presentan fecundación interna y la hembra se encarga de proteger los huevos hasta que tenga lugar la eclosión que en algunos casos puede tener lugar pasados cinco meses desde la puesta.

 

Familia: Dicamptodontidae

Esta familia está constituida por cuatro especies de un mismo género: Dicamptodon. Todas ellas las encontramos distribuidas en la zona oeste de Norteamérica llegando al sur de Canadá.

Son salamandras de gran tamaño que reciben el nombre común de salamandras gigantes del Pacífico acorde con su distribución y corpulencia. Son urodelos que guardan gran parecido con una familia que vimos con anterioridad, los Ambystomatidae y que incluso presentan estados de neotenia como es el caso de la especie: Dicamptodon copei.

Habitan los bosques de coníferas pero buscan arroyos de aguas frías para reproducirse. El resultado es la aparición de unas larvas que pueden perdurar hasta cinco antes de convertirse en adultos.

Como curiosidad, debemos comentar que en esta familia encontramos al único urodelo capaz de producir sonido. Se trata de Dicamptodon ensatus, el cual produce un peculiar “gruñido” cuando es molestado.

Los estudios genéticos recientes han llevado a que esta familia deje de incluirse dentro de la familia Ambystomatidae, pero aún existen discusiones al respecto que de momento no vamos a comentar. Esperemos que cuando hagamos la revisión del artículo los científicos ya hayan unificado criterios.

Encontramos fósiles de esta familia en el Paleoceno y Mioceno correspondiendo respectivamente a ejemplares de Norteamérica y Europa.

 

Familia: Plethodontidae

La familia está constituida por más de 350 especies agrupadas en los siguientes géneros: Aneides, Batrachoseps, Bolitoglossa, Bradytriton, Chiropterotriton, Cryptotriton, Dendrotriton, Desmognathus, Ensatina, Eurycea, Gyrinophilus, Haideotriton, Hemidactylion, Hydromantes, Ixalotriton, Lineatriton, Nototriton, Nyctanolis, Oedipina, Parvimolge, Phaeognathus, Pseudoeurycea, Plethodon, Pseudotriton, Stereochilus, Thorius y Typhlotriton.

La apomorfía de la familia (entiéndase característica que las separa del resto de urodelos) es la carencia de pulmones en todos los estadios de su ciclo vital. Esto comporta una dependencia exclusiva de la respiración cutánea y de la mucosa bucofaríngea.

Otra de las características es que pese a la presencia de una mandíbula inferior articulada, ésta no se desplaza en la captura de las presas siendo la superior quien lo hace. En el interior de la boca, observamos la presencia de unas hileras de dientes en disposición transversal que ayudan en la sujeción de las presas capturadas.

Existe un predominio notable de las especies norteamericanas, pero encontramos representantes en la fauna europea como es el caso del género Hydromantes.

Como viene siendo habitual con las familias que cuentan con un gran número de especies, presentan una gran diversidad de formas de vida que van desde especies con un ciclo biológico muy parecido al de las salamandras comunes hasta individuos que depositan los huevos en tierra o incluso que presentan neotenia.

Son habitantes típicos de los bosques húmedos donde pasan buena parte del día ocultos debajo de tocones o troncos en descomposición. Entre los musgos y la hojarasca, encuentran los insectos de los cuales se alimentan, así como otros pequeños invertebrados.

Ni que decir cabe, que debido al sistema de respiración exclusivo que presentan son muy sensibles a la desecación.

 

Familia: Proteidae

Esta familia consta de siete especies agrupadas en dos géneros: Necturus y Proteus. Se caracterizan por ser urodelos ciegos de costumbres cavernícolas (algunos autores dicen trogloditas) que habitan los arroyos subterráneos de la antigua Yugoslavia.

Los individuos jóvenes aún presentan manchas oculares (vestigios de ojos) que desaparecen cuando llegan a adultos.

Presentan ovoviviparismo u oviparismo en función de la temperatura del agua, lo que añade si cabe más misterio a la vida de estos animales.

Tanto en un caso como en el otro se da “perennibranquia”, es decir, los adultos mantienen las branquias que tenían como larvas.

 

Familia: Rhyacotritonidae

Nos encontramos ante una familia de reciente creación. Concretamente, fue en el año 1991 cuando basándose en datos moleculares los taxónomos creyeron conveniente su creación agrupando a todas las salamandras del género Rhyacotriton que exactamente son cuatro especies en la actualidad.

En esta familia, es posible observar la gran importancia que tienen los estudios genéticos en la clasificación de los organismos llegando a desmontar cualquier clasificación por muchos años que llevara vigente como ya comentamos en la introducción y os explicaremos a que nos referimos a continuación.

En un inicio, el género Rhyacotriton contaba con una única especie: Rhyacotriton olympicus que estaba incluida dentro de la familia Ambystomatidae. Posteriormente, debido a unos primeros estudios moleculares se pensó que una mejor ubicación sería incluirla dentro de la familia Dicamptodontidae de la cual acabamos de hablar hace un momento. No contentos con esta clasificación, nuevos estudios moleculares han demostrado que lo que en un inicio era considerada una especie en realidad era un conjunto de cuatro especies diferentes y así es como finalmente, se ha optado por agrupar a estas 4 especies dentro de una familia que lleva el nombre de su género. Esperemos que la locura de la taxonomía antropocéntrica deje al fin a estos urodelos en el taxón en el cual se encuentran en la actualidad.

Las salamandras de los torrentes es el nombre vulgar que recibe la familia y son habitantes exclusivos de la zona oeste de los Estados Unidos concretamente: California, Oregon y Washington. Son habitantes típicos de los bosques de coníferas y les encantan las aguas bien oxigenadas que utilizan en la época de la reproducción.

Como la gran mayoría de salamandras presentan un ciclo bifásico, es decir, larvas acuáticas que dan lugar a adultos terrestres por medio de metamorfosis.

 

Familia: Salamandridae

En esta familia encontramos representadas las salamandras típicas y los tritones. Consta de más de 60 especies agrupadas en los siguientes géneros: Salamandra, Mertensiella, Chioglossa, Salamandrita, Pleurodeles, Tylototriton, Neurergus, Euproctus, Triturus, Cynops, Paramesotriton, Pachytriton, Notophthalmus, Taricha, Archaeotriton, Chelotriton, Koaliella, Megalotriton, Oligosemia, Paleopleurodeles y Procynops.

Todos los géneros los encontramos distribuidos por el hemisferio norte lo que los excluye de Australia. Aparte debemos tener en cuenta que los siete últimos corresponden a fósiles.

Fotografía: Paramesotriton hongkongensis

Poseen cuatro extremidades bien desarrolladas, párpados y dientes en ambas mandíbulas. Presentan pulmones como apoyo a la respiración cutánea y tienen carencia de surcos en los flancos laterales de su cuerpo.

Encontramos ciclos biológicos curiosos en función de la especie ante la cual nos encontremos. Las generalidades serían el nacimiento de larvas a partir de huevos colocados en el agua por el progenitor las cuales después de un cierto tiempo sufrirían metamorfosis para dar lugar al adulto. Si bien esto es así en buena parte de los casos, existen casos de neotenia en algunos individuos (casos puntuales). Las salamandras europeas (género Salamandra) presentan casos particulares de reproducción también. Salamandra salamandra retiene los huevos en el oviducto de la hembra donde eclosionan y dan lugar a larvas jóvenes (permite protegerlas durante una parte de su crecimiento). Otro caso es el de Salamandra atra que da a luz a jóvenes salamandras perfectamente formadas y metamorfoseadas. Podríamos continuar con un largo etc... pero recomendamos a todo aquel que esté interesado que o bien nos consulte directamente o bien consulte bibliografía especializada para no alargarnos en exceso.

Es típico de esta familia la realización de curiosos cortejos en época de reproducción, concretamente en los Salamandridae que reciben el nombre vulgar de tritones. Pese a que todos los urodelos y en especial los tritones realizan vistosas danzas nupciales, sin duda el desparpajo más absoluto lo encontramos en los machos del género Triturus que desarrollan una morfología peculiar para este periodo de su vida que los asemeja a dragones acuáticos con vistosos colores.

 

Familia: Sirenidae

Esta familia está constituida por cuatro especies pertenecientes a dos géneros: Siren y Pseudobranchus. Son anfibios eminentemente acuáticos con un cuerpo anguiliforme y con un par de extremidades delanteras.

Los adultos presentan “perennibranquia” como los Proteidae y su área de distribución la encontramos desde el Sur de Estados Unidos alcanzando México y Veracruz. De hecho, la perennibranquia no deja de ser un caso de neotenia, si bien algunos autores prefieren darle esta denominación.

No observamos estructuras que capaciten a los Sirenidae para realizar la fecundación interna, de modo que aunque no se haya observado de forma directa podemos asegurar que realizan fecundación externa. Las puestas son protegidas por la hembra hasta que tiene lugar la eclosión.

Es raro que abandonen el medio acuático, pero curiosamente algunas especies como Siren lacertina lo abandonan siempre que la humedad ambiental sea elevada.

 

Familia: Caeciliidae

Con esta familia nos adentramos dentro de un grupo poco conocido aún y en día para la ciencia, de modo que la información que podemos encontrar sobre los Gymnophiona en general es más bien escasa.

Los Caeciliidae forman la familia más diversa dentro del orden e incluso hay autores que consideran que una de sus subfamilias Dermophiinae debiera formar una familia a parte por sí sola. Suponemos que cuando actualicemos la clasificación, los científicos se habrán puesto de acuerdo y quedará claro cuál es el taxón al que pertenece.

La familia está formada por 107 especies catalogadas hasta el momento que se dividen en los siguientes géneros: Atretochoana, Boulengerula, Caecilia, Chthonerpeton, Dermophis, Gegeneophis, Geotrypetes, Grandisonia, Gymnopis, Herpele, Hypogeophis, Idiocranium, Indotyphlus, Luetkenotyphlus, Microcaecilia, Mimosiphonops, Nectocaecilia, Oscaecilia, Parvicaecilia, Potomotyphlus, Praslinia, Schistometopum, Siphonops, Sylvacaecilia y Typhlonectes.

Los miembros de esta familia son oriundos del continente africano aunque también los podemos encontrar en las zonas neotropicales. Se caracterizan por tener: ausencia de cola y mandíbula inferior.

Se sabe que se pueden reproducir de forma ovípara o vivípara pero no se ha podido todavía indagar más acerca de su intimidad.

 

Familia: Scolecomorphidae

Como advertimos en la familia anterior, la información de este grupo es escasa. De esta familia, tan sólo conocemos que son vivíparos y que anatómicamente tienen una boca de pequeño tamaño, ojos muy reducidos, carecen de cola y han reducido los huesos del cráneo.

Están catalogadas en la actualidad dentro de esta familia 6 especies que se agrupan en dos géneros: Chrotaphatrema y Scolecomorphus.

 

Familia: Uraeotyphiidae

Esta familia es oriunda de India donde encontramos a las 5 especies que forman la familia agrupadas en un único género: Uraeotyphlus.

Anatómicamente se caracterizan por la ausencia del tercer anular, presencia de una cola corta y obertura inferior de la boca. Contrariamente al grupo anterior, encontramos una gran cantidad de huesos craneales.

 

Familia: Ichthyophiidae

Esta familia está constituida por 38 especies catalogadas en la actualidad que se agrupan en dos géneros: Caudacaecilia y Icthyophis.

Sus miembros se distribuyen por el sudeste asiático y los adultos tienen costumbres mayoritariamente terrestres, tan sólo van al agua para reproducirse.

Sus características anatómicas son: presencia de cola (la única familia del grupo que no presenta cola reducida), elevado número de huesos craneales y boca inferior.

 

Familia: Rhinatrematidae

Esta familia está constituida por 9 especies que se agrupan en dos géneros: Epicrionops y Rhinatrema.

Son oriundos de América del Sur. Se caracterizan por presentar una cola corta, boca terminal y presencia en algunos casos de tercero o segundo anular.

Existe un vacío respecto a su reproducción, si bien parece ser que depositarían los huevos en tierra húmeda.

 

Alberto Maceda & Irene González | www.alaquairum.com | www.alaquairum.net

Copyright 2003-2013 AlaquaIrum. Reservados todos los derechos.