Inicio Sobre AlaquaIrum Acuarios Acuaterrarios Experiencias AlaquaIrum

 

 

 

Algas marrones

División: Bacillariophyta

Características del grupo: Organismos eucariotas autótrofos que se organizan de forma unicelular o bien formando agregados celulares que reciben el nombre de cenobios.

Como ya viene siendo habitual, los pigmentos fotosintéticos y accesorios caracterizan a los diferentes grupos de algas. Las diatomeas presentan clorofila a y c, así como pigmentos accesorios del grupo de las xantofilas, concretamente diatoxantina y Beta-carotenos.

Pese a que en su gran mayoría son organismos autótrofos, se ha descubierto la existencia de un número reducido de especies que son capaces de vivir en ausencia completa de luz actuando como heterótrofos facultativos.

Las células almacenan las sustancias de reserva en forma de crisolaminarina, molécula representativa del grupo.

Actualmente, se conocen más de 2000 especies diferentes de diatomeas, lo cual nos da una idea de su biodiversidad.

Se caracterizan por presentar una cubierta externa (exoesqueleto) de dióxido de silicio que recibe el nombre de frústulo. Si lo observamos con detenimiento, veremos como en realidad está dividido en dos partes llamadas tecas: epiteca (superior) e hipoteca (inferior) que forman en conjunto una especie de caja encajando a la perfección.

Uno de los caracteres empleados para identificar a las diatomeas es según el tipo de ornamentos que presentan en su exoesqueleto.

Seguramente, muchos acuariófilos habrán oído hablar de la "tierra de diatomeas" o "diatomita" y no sabían a ciencia cierta de qué se trata. Debido al exoesqueleto silícico que presentan estos organismos, cuando mueren se acumulan en el sedimento gran cantidad de los llamados frústulos, lo que permite su aprovechamiento como sistema de filtraje debido a su extremada porosidad e incluso también estos depósitos son usados por los paleontólogos.

No es raro encontrar individuos con un surco longitudinal por el cual sale una parte del plasma celular y que recibe el nombre de rafe en cuyo centro encontramos el nódulo. Se desconoce su función, si bien se cree que está relacionado con la locomoción (movimiento).

Atendiendo a las características de esa apertura, nos encontramos con dos tipos de diatomeas:

  1. Diatomeas pennadas: Presentan simetría bilateral, son móviles y tienen surco longitudinal. Ejemplo: Género Navicula.
  2. Diatomeas céntricas: Presentan simetría radiada, son inmóviles y no tienen surco longitudinal. Ejemplo: Género Coscinodiscus.

No es necesario, llegar a identificar la especie exacta que tenemos en nuestro acuario,  puesto que os podemos asegurar que es una tarea bastante tediosa de realizar, debido a la gran biodiversidad existente.

La morfología que presentan en acuario es la de una película mucilaginosa de color marrón café que se desprende con suma facilidad.

Hábitat: Parece ser que las de tipo pennado son más frecuentes en ecosistemas dulceacuícolas donde se utilizan como bioindicadores, mientras que las céntricas se encuentran sobretodo en aguas marinas formando parte del fitoplancton.

Reproducción: Como en la mayoría de organismos que presentan dos tipos de reproducción, el sistema asexual es uno de los más importantes cuando de lo que se trata es de colonizar de forma rápida un nuevo sustrato.

La reproducción asexual tiene lugar por bipartición, donde cada una de las partes resultantes de la división se lleva una teca que actuará siempre como epiteca en la formación del nuevo exoesqueleto en los dos individuos resultantes. Debido a esto, tenemos una reducción del tamaño de los individuos.

Por el contrario, el problema de los tamaños queda resuelto mediante la reproducción sexual que por otro lado, contribuye a mantener la variabilidad genética sino todos los individuos acabarían siendo réplicas exactas los unos de los otros y por tanto, cualquier cambio ambiental que tuviera lugar acabaría con la especie.

El ciclo biológico de las diatomeas es diploide y encontramos una gran diversidad de ciclos por lo que no vamos a explicarlos aquí y dejamos a todo aquel que esté realmente interesado que consulte un manual de algas. Sólo destacaremos que las diatomeas céntricas presentan isogamia, mientras que las pennadas tienen anisogamia.

Comentario adicional: Que reciban el nombre vulgar entre los acuariófilos de "algas marrones" no debe crear confusión con las "algas pardas" que se trata de un grupo bastante diferente a de las diatomeas que forma la clase de los Feófitos de los cuales no hablaremos en este artículo debido a que en su gran mayoría son especies marinas.

Causas de su aparición:

  1. Fotoperiodo demasiado corto o intensidad de luz demasiado baja (wattios/litro).
  2. Exceso de silicatos y fosfatos en el agua del acuario
  3. pH alto
  4. Acuario de reciente montaje
  5. La acumulación de compuestos nitrogenados también favorece su desarrollo.

Métodos de control:

  1. Aumentar el fotoperiodo y/o la intensidad de luz, si es necesario añadir nuevos fluorescentes o bien cambiar los existentes (se recomienda hacerlo cada 6 meses o 1 año).
  2. Realizar cambios de agua frecuentes
  3. Mantener una población de plantas de crecimiento rápido sana que consumen gran cantidad de nutrientes.
  4. En caso de valores muy altos de fosfatos, podemos utilizar como terapia de shock polímeros absorbentes (Phosguard Seachem) que son realmente efectivos y una vez estén bajo control, saquémoslos y mediante los cambios de agua y la vegetación intentar mantenerlos bajo control.
  5. Colocar caracoles o peces devoradores de algas como pequeños loricáridos del género Otocinclus.

 

 

Alberto Maceda & Irene González | www.alaquairum.com | www.alaquairum.net

Copyright 2003-2013 AlaquaIrum. Reservados todos los derechos.