Inicio Sobre AlaquaIrum Acuarios Acuaterrarios Experiencias AlaquaIrum

 

 

 

Ajolote. El elixir de la eterna juventud.

El presente artículo va dedicado al axolotl ( Ambystoma mexicanum ), uno de los urodelos más populares entre los aficionados a la herpetología, pero también entre los estudiantes de ciencias, ya que aparece en todos los libros de biología. ¿Qué hace al axolotl tan popular? A esta cuestión y a muchas más, daremos respuesta en este artículo. Os animamos a que nos acompañéis en este viaje para conocer un poco mejor la biología de este fascinante animal.

Descripción

A.mexicanum es una salamandra completamente acuática de cuerpo rechoncho que puede llegar a superar los 25 cm. de longitud cuando es adulta. Su coloración salvaje es el marrón oscuro, si bien debido a los programas de cría en cautividad, se pueden conseguir, actualmente, y con relativa facilidad, ejemplares albinos, blancos, salvajes e incluso, jaspeados acorde con la bibliografía (nosotros debemos reconocer que nunca los hemos visto.

Su cuerpo tiene surcos y su cola posee una cresta vertical muy alta que llega casi hasta la nuca y que le ayuda en la natación. Sus extremidades son cortas, no palmeadas y provistas de cuatro falanges en las de delante y cinco en las de atrás.

Su morfología larvaria es la típica de cualquier urodelo. Presenta tres pares de branquias de color rojo intenso (ver fotografía) en los ejemplares blancos y albinos, y de color oscuro en los ejemplares salvajes que complementan la respiración con los sacos pulmonares. De ahí, que los animales suban a la superficie cada cierto tiempo en busca de una bocanada de aire.

Obsérvense los penachos branquiales de intenso color rojo.

Como todos los urodelos, los axololts tienen la capacidad de regenerar las partes de su cuerpo que puedan haber quedado dañadas después de una pelea o algún encontronazo con un depredador. ¡Extremidades enteras si es necesario!

Lo que hace peculiar al axololt es su capacidad para reproducirse conservando la morfología de larva, es decir, llegar a la madurez sexual sin cambiar su morfología externa ni metamorfosearse, e ingresar en el medio terrestre como hacen el resto de salamandras del género y de ahí, el título de la ficha.

Este fenómeno recibe el nombre de neotenia y concretamente, a esta especie se la cataloga de neoténica inducible . Esto quiere decir que la condición natural del animal es ser neoténico, pero puede inducirse su metamorfosis mediante la administración de hormonas tiroideas, convirtiéndose así, en un animal terrestre. Sin embargo, el proceso es bastante traumático para los animales y suelen morir poco tiempo después.

Otras especies del género son neoténicas facultativas como es el caso de la salamandra atigrada ( A. tigrinum ), la cual en condiciones favorables se metamorfosea, pero en algunas circunstancias, los animales se convierten en neoténicos.

Se ha demostrado experimentalmente que la neotenia facultativa y obligada (o inducible) son caracteres heredables y por tanto, que dependen del genotipo de los animales. Si cruzamos un A. tigrinum con un A. mexicanum , en la primera generación se metamorfosean todos, en cambio en la segunda generación, el 75% de los animales se metamorfosean y el 25% restante son neoténicos.

Esto despierta controversia respecto a la integridad de la especie, ya que el axolotl puede hibridarse con su pariente atigrada y muy probablemente, el primer grupo de animales que se envió desde México a Europa fueran híbridos. En resumidas cuentas, no puede garantizarse la pureza genética de los individuos.

El dimorfismo sexual en esta especie es fácil, especialmente, cuando han alcanzado la madurez sexual. Las hembras son más rollizas que los machos y tienen la cola más corta. Por el contrario, los machos presentan una cloaca más abultada debido a los testículos y su cola es más larga.

Origen y hábitat

Esta especie se puede considerar casi extinta en libertad, siendo los lagos Xochimilco y Chalco, al sudeste de México D. F., el único hábitat natural de la especie. Los nativos de la zona los cazan al ser un plato culinario muy apreciado, y esto, unido a la destrucción de su hábitat, está comportando la extinción del perro de agua como lo llaman los aztecas.

Aunque hace mucho tiempo que los investigadores conocen a este animal y realizan experimentos con él en laboratorio, son pocos los estudios que se han realizado en libertad. El primer estudio en su país de origen se hizo en 1980.

Normativa legal

Siempre que compréis un axolotl, debéis exigir la correspondiente factura. Están catalogados dentro del convenio CITES en la categoría B.

Alojamiento

Su mantenimiento en cautividad no es problemático, si bien debe tenerse en cuenta que no soportan bien las temperaturas por encima de los 20ºC y que gustan de aguas limpias.

Solucionar el segundo problema es fácil, bastará con colocar un filtro adecuado al volumen del acuario que se encargue de la depuración mecánica y biológica del agua. Contribuirán a este propósito, la colocación de unas cuantas plantas acuáticas que absorban nutrientes y oxigenen el agua. Para el primero, buscáis el lugar más fresco de la casa o en su defecto, colocáis un enfriador.

Os recomendamos no colocar una grava de granulometría pequeña en el fondo del acuario para evitar que los animales puedan ingerirla por error cuando se alimentan. Así que las plantas, pueden ser colocadas en macetas o bien utilizar directamente plantas flotantes.

No son exigentes con los parámetros del agua, siempre que éstos no sean extremos. Una dureza media tirando a blanda, pH neutro y un agua libre de compuestos nitrogenados tóxicos, cloro y metales pesados, es la óptima para estos animales. A todo esto, no olvidéis mantener el agua lo más fresca posible y proporcionar un descanso hibernal a los animales, haciendo descender la temperatura a 5 - 10ºC.

El tamaño del acuario dependerá del número de ejemplares que tengamos, pero como mínimo, debiera ser de unos 100 litros para un par de ejemplares y, sobre todo, debemos dar preferencia a la superficie del acuario que a la altura.

El acuario no debe tener la tapa clásica, sino que ésta debe ser sustituida mejor por una rejilla que garantice una correcta ventilación. No hay cosa más nociva para los anfibios que el aire viciado y caliente que se genera entre la superficie del acuario y la tapa de cristal.

Alimentación

Los ajolotes no son remilgados a la hora de alimentarse: larva roja de mosquito, trozos de gamba o pescado, pequeños peces vivos, lombrices de tierra, etc... Los aficionados hispanos ignoran a las lombrices en la alimentación de los urodelos, pero son un excelente alimento que aporta minerales y vitaminas (especialmente A y E), así que os recomendamos encarecidamente que las incorporéis a la dieta de vuestros animales.

Reproducción

Son animales bastante fáciles de criar, basta que tras el periodo de reposo hibernal, aumentemos progresivamente la temperatura (no superar los 20ºC) y realicemos unos cuantos cambios de agua para estimular la reproducción de los animales.

Parece que los machos maduros sexualmente segregan feromonas por su cloaca para atraer a las hembras, que dan golpes con su cabeza a la región cloacal de éste. En este momento, el macho libera su paquete de esperma (espermatóforo), de forma piramidal y guía a la hembra para que coloque sus labios cloacales sobre el espermatóforo y se produzca la fecundación.

Tras la fecundación, los huevos son adheridos a las plantas del acuario uno a uno y eclosionan en dos o tres semanas a una temperatura de unos 13ºC. Debéis ponerlos a salvo de la voracidad de los padres o de los otros ajolotes que haya en el acuario o de lo contrario, os quedaréis sin huevos.

Lo mejor es trasladarlos a un pequeño acuario de cría con las plantas donde fueron puestos y mantener una ligera aireación con un compresor de aire hasta que eclosionen y después colocarles un pequeño filtro esquinero de esponja.

Las larvas pasan las primeras 24h tras su nacimiento, tendidas en el suelo, pero a los pocos días, ya comen con avidez nauplios de artemia salina recién eclosionados.

No debéis mantener muchas larvas en un mismo recipiente, sino podéis tener excesivos lesionados, especialmente, a la hora de comer.

 

Alberto Maceda & Irene González | www.alaquairum.com | www.alaquairum.net

Copyright 2003-2013 AlaquaIrum. Reservados todos los derechos.